lunes, 4 de diciembre de 2017

Agua: Consumo responsable

Como todos sabéis, lleva mucho tiempo sin llover, y la situación de sequía es cada vez más alarmante.

Aunque aún no se preveen restricciones de agua, es importante que todos empecemos a gastar menos, para que las reservas nos duren el mayor tiempo posible, por lo que pueda pasar.

Por eso, recuperamos este post de consejos para ahorrar agua, que publicamos en 2014 en éste mismo blog:

La Organización Mundial de la Salud estima que para una adecuada calidad de vida, el consumo medio de agua por habitante y día no debería ser superior a 80 litros de media.

En España, según el último informe presentado por el Instituto Nacional de Estadística, consumimos 142 litros de agua, por habitante y día, de media. En Castilla La Mancha la cifra sube a 156 litros.

76 litros diarios (casi el doble de la cantidad recomendada) por habitante y día es mucha diferencia ¿no crees?

Hay quien puede decir: “Con todo lo que ha llovido....¡Si están los embalses llenos!”
El problema de acostumbrarnos a malos hábitos de derroche, no es solo que pagamos facturas mayores sin necesidad real de hacerlo, sino que en épocas de sequía no somos capaces de racionar el consumo.

¿Y qué puedo hacer para reducir el consumo innecesario de agua?
Es más sencillo de lo que crees:

Grifos

Instala en los grifos dispositivos de ahorro de agua. Son muy baratos, los venden en cualquier ferretería y los puedes instalar tú mismo, no necesitas llamar al fontanero. Aunque te parezca mentira ahorrarás hasta un 50% del agua que consumes. (De un grifo sin dispositivo de ahorro de agua salen dos litros de agua por minuto)

Repara los grifos que gotean. Un solo grifo goteando pierde unos 100 litros de agua a la semana.

No dejes correr el agua si no la estás usando: mientras te cepillas los dientes,
mientras te afeitas, mientras enjabonas los platos, mientras te enjabonas en la ducha..... Si tienes la posibilidad instala grifos monomando, son más fáciles de cerrar y abrir y se estropean menos.

Dúchate en lugar de bañarte. Bañándote gastas tres veces más agua (y más energía para calentarla). Piensa también que si te duchas en lugar de bañarte para ahorrar agua, tampoco tiene sentido que estés 15 minutos bajo la ducha. Gastarás mucha agua igualmente.

La cisterna

Si tu cisterna pierde agua no dudes en arreglarla cuanto antes, puede llegar a perder 300 litros diarios de agua.

Si tienes la posibilidad, instala cisterna de doble descarga y de 6 litros de capacidad en vez de 10. Si tu cisterna es antigua o muy grande, para reducir el consumo puedes meter una botella de plástico (llena) de dos litros para reducir el espacio de carga de agua.

No uses el váter de cubo de la basura: pon una papelera en el baño. Además evitarás atascos.

Los electrodomésticos

Espera a tener lleno el lavavajillas y la lavadora para ponerlos en marcha.
Cuando tengas la posibilidad cámbialos por electrodomésticos eficientes que consumen mucha menos agua y electricidad.

Y si quieres ser un ahorrador de primera

Utiliza el agua sobrante de la jarra o de lavar las verduras para regar las plantas.

Llena el cubo de la fregona con el agua fría que sale mientras esperas que se caliente el agua de la ducha. La puedes usar luego para limpiar.

Descongela los alimentos en el frigorífico, no bajo un chorro de agua caliente. De esta forma conservarán mejor sus nutrientes y propiedades y no malgastarás agua y energía.

Cierra levemente la llave de paso de la vivienda. No apreciarás la diferencia pero al entrar con algo menos de presión ahorrarás mucha agua.

¡Cada gota cuenta! 



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres aportar algo? Nos interesa tu opinión: